jueves, junio 29, 2006

PARED


Hay una pared. Blanca.

Viene un joven y escribe “basta de amar por costumbre”. Y se va en bicicleta.

Pasa un lapso de tiempo, luego de eso aparece un viejo y pinta con una brocha “basta de la costumbre de amar”.

Podemos ver como los dos han sido tolerantes con cada una de sus ideas, ya que ninguno tacho lo que había escrito el otro. Mas digno de mérito el personaje mas longevo de nuestro pequeño relato ya que tenia oportunidad de tachar, dañar, etc. lo que dejo de su pensar en la pared el primer escriba.

Luego continua pasando incesantemente el tiempo. Como siempre.

Pasan diferentes pintadas.

Un coche se estrella contra la pared y queda de aquella pintada algo como “...hambre de amar”. Mucha gente cree leer “hembra de amar”. Quizás porque pasan demasiado rápido.

Luego no lo se muy bien lo que paso porque yo soy un tipo que vivía en un geriátrico, estaba en una silla de ruedas y siempre me ponía a tomar solcito en la ventana, y enfrente tenia la pared y el problema es que ahora me agarro una embolia y me morí.

14 comentarios:

Mamma Bambi dijo...

si le agarró una embolia y se murió, ya no tiene problemas, abuelo. disfrute.

Mariposa}:{Mística dijo...

Es que entre la tolerancia y el apuro, cada cual escribe y lee lo que quiere o puede.
desde el más allá estarás reflexionando y elucubrando la verdad o la certeza de tamañas afirmaciones? o estpas dele disfrutar entre angelitas y uvas?

Adrian-Pegaso dijo...

Hoy, si tuviera que pasar por esa pared escribiria:

"Acostumbrarme a decir basta en lugar de amar"

Libélula de Acero dijo...

"Basta de amar por costumbre! Con una hembra de amar que da hambre, a uno le dan ganas de decir... Basta, con la costumbre de amarte"

Lord Cheselin dijo...

Mama bambi:
Bueno no esta tan pancho ahora esta dentro de mi mente. Un lugar quiza no tan agradable.

Mariposa:
Esta dentro de una nuez. pero si la abris ya no esta, asi son los personajes. Con esa moneda te pagan.

Adrian:
Lei tu blog.Lo siento.
Al fin amar tambien es un basta.
Aguante pegaso.

Libelula:
Yo se que soy imbancable.

Libélula de Acero dijo...

No, no...

no estoy de acuerdo!

Dahlia dijo...

Al fin un poquito de sensatez en las aguas pegajosas cibernèticas!
interesante.
Acuerdo con el joven de la bici. Con el viejo tambièn, creo que dicen lo mismo.
La metàfora de la deformaciòn de estas frases es algo asi como ejemplificadora de lo que cada uno hace para poder amar un poquito. Porque a esta altura, lo que conocemos por amar es la rutina. Dà un gran dolor de cabeza leer lo que escribiò el joven. Veremos si pegamos el gran salto!! es todo un desafìo salirse del cubo...saludos.
(Que final abrupto!: ùnica crìtica constructiva, aunque sospecho fue intencional).
Volverè.

Dahlia dijo...

Aclaraciòn:
lo que conocemos por amar no es LA RUTINA.
Quise decir: rutinario. Como casi todo lo "correcto".
Ahora si, me fui

kekiL dijo...

moriste de amor.

Filos en Mundo de Sofía dijo...

Bueno quizá a veces la muerte es la unica solución o el final al problema.

Muchos saludos.

Elva*

Lord Cheselin dijo...

Dahlia:
Los finales son siempre abruptos. Mi vida es bruta.

Kekil:
El amor muere de muerte.

Sofia:
La muerte es el final del problema y de la solucion.

Celeste dijo...

Más que escribir frases significantes en una pared blanca, me gusta más tratar de ser ella: una pared blanca.

Me gusta... Hembra de amar? hambre de amar? Amar de hembra diría yo.

munieca dijo...

Jjajajajaja
ahora está mas de humor!

Ese otro yo dijo...

mi nuevo lugar y gracias por el mails ahora se q estas vivo!