martes, marzo 11, 2008

¡Maldito, maldito creador!
FRANKENSTEIN

Mary Wollstonecraft Shelley

Mary Wollstonecraft Shelley (1797-1851). Nació en Inglaterra en 1897, hija de una pareja de escritores, su padre William Godwin es para el político libertario, Pedro Kropotkin “... el primero que formulo las concepciones políticas y económicas del anarquismo, aunque no diese tal nombre a las ideas expuestas en su notable obra.”

A los 17 años conoció al poeta Percy Shelley, que estaba casado y tenia dos hijos, se enamoraron apasionadamente y huyeron a una gran villa juntos a un lago en Suiza de su amigo Lord Byron llamada Diodati, junto a John Polidori escritor y medico. En esa villa a partir de un juego[1] en el cual se retaron a ver quien era capaz de concebir la historia mas aterradora, Mary se dedico a “...pensar un cuento que hablara de los misterios, terrores de nuestra naturaleza y despertase miedos estremecedores, que dejase al lector con temor de mirar a su alrededor”. Una noche de tormenta se desvelo estremecida por una pesadilla con un horrible fantasma de figura humana, un ser que adquiría vida a partir de un cuerpo humano. Había nacido Frankenstein, una criatura siniestra y triste en busca de amor, símbolo del terror y de la soledad. Gran mito popular de nuestra época, un ejemplo de ello ha sido el éxito que a tenido en diferentes versiones en el cine. Posiblemente por la innovación del tema y la singularidad de los personajes. Relato contado en el fin del mundo, en el lugar mas extremo, en el inexplorado Polo Norte, sitio ideal para relatar esta historia a la cual muchos toman como la novela fundante del genero de la ciencia ficción.

La literatura fantástica es una dialéctica entre imaginación y materialidad, en nuestros sueños aparecen nuestras verdades mas profundas. El marco de producción de este libro es el nacimiento de la modernidad que lucha por expandir los poderes humanos mediante la ciencia y la racionalidad, que como siempre impondrán cuotas muy altas de sacrificios hasta limites insospechados en un principio, desencadenan fuerzas demoníacas que irrumpen, fuera del control humano, con horribles resultados. Todo esto examinado por la segunda generación de románticos, lo cuales se caracterizaban por su compromiso revolucionario activo, en el contexto de la Revolución Industrial, la Revolución Francesa y el ocaso del Imperio Napoleónico. Solamente faltaba agregarle los ojos de una mujer de 19 años que era Mary Wollstonecraft Shelley cuando escribió esta genial y original novela.


[1] John Polidori publico en 1819 su cuento The Vampyre, protagonizado por Lord Ruthven, uno de los primeros textos de terror de vampiros, fruto del mismo entretenimiento.

11 comentarios:

Checha dijo...

Increíble que haya tenido sólo 19 años.
Me hizo acordar algo que escribió Borges, sobre los que reciben la inspiración a través de los sueños.
Yo en mis sueños sólo recibo sufrimientos, pero todos demasiado tontos como para escribir algo, jajajaja.

Lord Cheselin dijo...

Checha:
En una de esas no son tontos o tan tontos. El horror despierta fantasias o es una puerta.

Luis dijo...

Justamente es la historia que me hace entender que no puedo estar equivocado en querer ser escritor a mis 22.
Gracias a una banda de metal llamada Iced Earth, que edito un disco en 2001, sobre personajes de clasicos de la literatura de horror, me estoy acercando a genios como stoker, shelley y lovecraft.
Chequea mi blog, a ver si algo te interesa: http://desertordelavida.blogspot.com
UN ABRAZO Y A VER CUANDO VOLVES POR TUS PAGOS PATAGONICOS.
LUIS...

Lord Cheselin dijo...

Luis:
Escribir es genial y la edad: ¿que importa? ¿a quien le importa?
Hay muchisimos escritores de literatura fantastica y de ciecia ficcion por releer, por ejemplo Lord Dunsany, Dick, cientos y cientos.
Vuelvo por amigos, lo mejor es irse.

Luis dijo...

Amen... buenas palabras. Gracias por pasar por mi blog.
El otro día le dije a mi hermano que vine al Sur a APROVECHARME... Asique, sí, siempre es bueno irse y cambiar de aire. A mí, la Patagonia, me curó . Volver al norte, sería como querer enfermarme de nuevo olvidando las posibilidades que la cura me dio en mi vida.
Gracias y espero que cuando vuelvas al Sur a visitar amigos, yo sea uno de ellos.
Un Abrazo.

Lord Cheselin dijo...

Luis:
asi sera.

Luna con gatillo dijo...

Me gusta pensar que el sueño de Mary Shelley no fue tal, sino sólo su costado más humano que, sentado al borde de la cama, le rogaba por contar la historia... quizá por eso el terror que supo despertar en los lectores: una persona capaz de llegar hasta el fondo más oscuro de sus convicciones e invitarlo a aparecerse para, mano a mano, purgar hasta la última culpa... tanta desnudez no suele provocar más que miedo de nuestros propios mostruos.

Rosa Lejana dijo...

Ey, Lord, pasé y quise saludarte.



Eso: saludos!!

Mauricio Rey dijo...

Estimado Lord...vuelvo x èsta tu tierra cibernètica...espero estès bien colega,sòlo te digo que coincido con vos en cuanto a la edad,no existe para escribir...un saludo desde el ciberespacio.Mauric10.

P/D:Espero te llegues x mi blog y puedas hacer alguna crìtica.

Lord Cheselin dijo...

Luna con gatillo:
Mary Shelley de sueño y laudano, es para mi algo como Patti Smith, trae luz, quizas como nuestros mostruos que nos traen luz. Hay un escritor que juega mucho con esa ambivalencia: Clive Backer.

Rosa Lejana:
me encantan los saludos.
Un abrazo.

Mauricio Rey:
Paso, pero no dejo muchos cometarios, estoy medio fiaca, sin ganas de nada.

Virginia Janza dijo...

Hey, hace un rato que no sé de ud., todo bien?

un abrazo,