jueves, febrero 12, 2009

MUJER BARBUDA SOBRE UN TRANSATLÁNTICO EN LLAMAS

Sé lo que es una mala racha. Hace poco empezaron a morirse de pena todos mis amigos, y como la cosa es contagiosa me agarro miedo. Así que vendí mi casa y con ese dinero me embarque en el ultimo viaje en transatlántico que se haría; ya que ahora la gente quería viajar más rápido hacia cualquier lugar y no lento hacia cualquier lugar. Para mí era mejor lento ir hacia cualquier lugar.

Luego de unos días de estar en pleno océano Atlántico me di cuenta que la gente era maravillosa y hermosa, pero nadie me daba bolilla. Estaba solo, pero no triste. Cuando pasaban los días me di cuenta que era un desatino estar solo, entre esa multitud tan glamorosa. Entonces me encerré en mi camarote y salía por las noches a la cubierta principal, y a veces por las bodegas de carga, a fumar y confraternizar con los marinos, a contarles que era insomne y que estaba pasándola muy bien y pasábamos el tiempo, hablando del tipos de cabos y de nudos marineros.

El incendio empezó en las bodegas, parece que fue intencional. Vi a la gente matándose por un mísero salvavidas, arrancándose las caras a rasguños por un bote. Yo me dirigí al bar, había visto un par de botellas que eran un pecado que se fueran al fondo del mar y luego pase por la enfermería, si las cosas se ponían mal nunca esta de mas algo de morfina. Cuando estaba revolviendo la enfermería y el agua subía hasta mis rodillas y los gritos y estallidos me distraían de la búsqueda, la vi pasar a ella por el pasillo, caminado lentamente, con un vestido rojo. Me trajo suerte, encontré el lugar donde estaban las ampollas, y las puse en el bolso marinero donde tenia las bebidas. Ya con el agua al cuello, muy cansado por mi pesada carga y flotando, entre cadáveres e inmundicias, logre salir a popa donde las cosas estaban bastante movidas e inclinadas y en llamas, ella estaba allí: una mujer bellísima con una barba enorme, apoyada en el pasamanos, totalmente calmada. Le dije si no pensaba salvarse y me dijo, que no.

Me tire al mar con mis pertenencias y logre caer cerca de un bote que llevaba a una anciana, una sirvienta y a sus siete perros de pura raza, nade hacia allí y mientras me decían que no había lugar, logre subirme. Mientras intentaban tirarme al agua yo solo tenia ojos para ver a la extraña criatura y estaba allí, una mujer barbuda en un transatlántico en llamas, con fondo de estrellas. Luego hubo una explosión y vi el vestido rojo volar por los aires.

11 comentarios:

Jimmy Chaban dijo...

gran cuento.
Saludos de un colega del insomnio.

Lord Cheselin dijo...

Jimmy Chaban:

Gracias a ti querido colega.

Griselda Garcia dijo...

Brillante

jmslayer dijo...

Estoy seguro que en ese transatlántico había un fabricante de artículos de goma.
¡Le mando un abrazo!

Lord Cheselin dijo...

Griselda Garcia:
tu eres una estrella.

Abrazos

jmslayer:
Puede ser. Es un misterio que es lo mejor de esta chispa llamada vida.
Salutte y larga vida al Rock..

Batiduende dijo...

Hubiese pagado por estar ahí!

Lord Cheselin dijo...

Batiduende:
No es necesario pagar.
Cierra los ojos y apreta "imaginar" en tu bocho.

Un abarzo compay

Mauricio Rey dijo...

Muy buen cuento el que leí,me encantó,es cruel...pero no hay otra forma de decir las cosas,o si,ser cruel con clase tal vez.Un fuerte abrazo,vivan los vestidos rojos x el aire.

Mauricio

Lord Cheselin dijo...

Mauricio el Rey:

El relato sigue. La hermosa mujer barbuda es salvada.
Y esta el gore jugando por alli.

Es una cronica
de Cronica TV
sobre gente
que me cae bien.

Hades dijo...

lord, que gran escenario para un cuento: un barco en llamas. la belleza no tiene barreras, uno es capaz de enamorarse de una mujer barbuda mientras al mismo tiempo ve morir personas y sentir que debe salvar su vida. ¿será la muerte barbuda en forma de mujer y con vestido rojo la que nos venga a buscar? la esperare y mientras tanto, no me olvidaré de buscar buenas bebidas mientras espero y la compañia fiel de la morfina.

Luis, de tu querida Patagonia Austral

http://desertordelavida.blogspot.com

Lord Cheselin dijo...

Grande Haces!!!
Para cuando, ademas de novelas no te mandas un comic.